miércoles, 17 de julio de 2013

¿Qué hay de malo en la Asertividad?



En los últimos años se ha estado hablando de la Asertividad, tanto en conducta como en comunicación tratando de encontrar el equilibrio entre la agresividad y la pasividad, pero, ¿están las personas dispuestas a hacer verdaderos cambios en su conducta para llegar a la asertividad?.

Los líderes actuales que se crearon y tuvieron escuela muy estricta de los años 70's y 80's tienen ese pequeño problema de pensar que con agresiones las personas pueden hacer lo que ellos quieran y manden, que las personas son esclavas de 8 am a 8 pm (a veces hasta más) y que no tienen sentimientos ni vida propia, el objetivo de las agresiones es dominar a las otras personas, aseguran la victoria por medio de la humillación y degradación, haciendo que las personas se hagan más débiles y menos capaces de expresar y defender sus derechos, este comportamiento es el reflejo de una conducta ambiciosa que intenta conseguir lo que quiere por cualquier medio sin importar las cuestiones éticas, morales y los derechos de los demás.

Otro de los problemas, tal vez aún más grandes es que los líderes actuales recién formados son demasiado pasivos que, tratando de evitar los conflictos trasgreden sus propios derechos y evitan expresar abiertamente sus pensamientos y opiniones o los expresan de una forma derrotista, con falta de confianza y piensan que las personas son un cúmulo de sentimientos y que no hay que lastimarles el corazón pensando en las teorías de los libros que dicen que la satisfacción personal aumenta la productividad ¡y es cierto! pero requerimos un equilibrio porque esa pasividad puede restarle autoridad y que las personas puedan en dado momento no hacerle caso.

Mucho tiene que ver el Autoestima de las personas, tanto como lideres igualmente como seguidores para aceptar las observaciones y críticas que se dicen y se escuchan y su respectiva retroalimentación, ¿será que mi espos@ / padre / madre / hij@ / herman@ / compañer@ / superior está dispuesto a escuchar lo que le voy a decir?, ¿estoy dispuesto a escuchar lo que mi espos@ / padre / madre / hij@ / herman@ / compañer@ / superior me tiene que decir?, porque no existe Asertividad si no estás dispuesto a decir y a escuchar "la neta del planeta" pero esa "neta" tiene que llevar incluida la asertividad para poder decirla positivamente, sin agredir ni ser agredido y defender nuestros puntos de vista con argumentos suficientes para convencer y aceptar cuando los argumentos de la otra persona sean más convincentes.

Con la asertividad no hay un ganador ni un perdedor sino que hay una relación interpersonal que crece a base de respeto propio, bidireccional y de ganar-ganar en todos los sentidos.

No hay un real liderazgo cuando en el equipo solo ganan unos cuantos y no hay ese término de ganar-ganar tan comentado en los últimos años, la regla debería ser "ganar-ganar o NO hay trato", porque ¿quien quiere a un líder que no arriesga nada y quiere ganar?, un líder debe jugar a la pirinola y hacer que en el equipo ganen todos o pierdan todos, las personas agresivas solo quieren ganar ellas, las personas pasivas realmente no les importa ganar y con ello automáticamente el equipo pierde.

Mencioné párrafos atrás que tiene mucho que ver con el autoestima porque para ser asertivos debemos respetarnos a nosotros mismos, darnos el valor que merecemos y defender nuestras ideas, solo así podemos dar valor y respetar a las otras personas y sus ideas todo esto con el fin de tener una sana y positiva convivencia entre las personas de una organización.

No hay nada de malo en la Asertividad lo único malo es irse a los extremos.