viernes, 9 de agosto de 2013

20 años antes de nacer



Ufff ya pensaba que nunca iba a tener tiempo de escribir un nuevo tema en mi Blog y es que tal vez como a muchos de ustedes le ha pasado que el trabajo se acumula de tal forma que no hay tiempo ni de pensar en otra cosa, pero gracias a Dios el trabajo existe para que valoremos más el séptimo día.

En estos días he aprendido y confirmado muchas cosas respecto al comportamiento humano en el trabajo y en general en convivencia con otras personas en una organización, creo fuertemente que las personas somos lo que nos enseñaron en casa y lo que nos permitieron nuestros Padres ser y hacer, olvídense del colegio al que asistimos, olvídense de la universidad, olvídense del código postal donde vivimos, lo que somos y el como nos comportamos lo aprendimos en casa.

Si somos educados, limpios, ordenados, honestos, serviciales, con valores o somos exactamente todo lo contrario eso lo aprendimos en casa desde niños y lo digo para que hagamos un acto de reflexión y nos veamos a nosotros mismos y observemos a los demás.

Con esto no quiero decir que enjuiciemos a nuestros Padres, eso nunca lo debemos hacer, lo que digo es que nos detengamos por un momento a pensar lo que estamos haciendo de nuestros hijos, lo que les permitimos ser y hacer y cómo estamos formando su carácter.

En la actualidad tenemos a una generación de jóvenes todos muy talentosos, unos son Profesionistas pero que no han sabido canalizar o explotar sus habilidades desperdiciando sus oportunidades de brillar y otros que están desperdiciando sus vidas sin saber que existe algún buen Ingeniero, Abogado, Médico, Pianista o Deportista dentro de ellos y es preocupante que muchos otros están haciendo malabares en los cruceros, pero definitivamente no tienen toda la culpa, son una generación que se les ha permitido hacer lo que les dé la gana sin restricciones.


Pero no me quiero desviar del tema, estoy tratando de pensar en la razón por la cual muchos jóvenes son flojos, irrespetuosos, irresponsables, egoístas y muchas otras cosas más, estoy seguro que siempre han existido jóvenes así, no quiero decir que las generaciones pasadas han sido mejores y de hecho hay muchos que podríamos decir que son grandes que son flojos, irrespetuosos, irresponsables, egoístas y muchas cosas más, de hecho estoy pensando que ya me estoy haciendo viejo y que ya les puedo decir a los jóvenes "mmm yo a tu edad..." lo que si me gustaría es que se fomentaran más los valores, ¿están de acuerdo conmigo o les vale?

Creo que si queremos mejorar este mundo podemos empezar con nosotros mismos y con nuestros hijos, fomentarles el amor por las personas, que sean alegres permanentemente, que tengan paz y tranquilidad, que sepan ser pacientes en los momentos difíciles, que sean amables y siempre hagan lo bueno, que sean generosos, que tengan fe de sus convicciones, que sean más humildes y menos orgullosos y que tengan control propio.

Un día escuché una frase que me encantó y dice "a los niños se les educa 20 años antes de que nazcan" esto quiere decir que como sea yo en mi vida, así serán mis hijos, hay que enseñarles a nuestros hijos a educar a sus hijos desde YA