miércoles, 19 de junio de 2013

Desde allí, desde la posición en la que estás!!!

Muchos de nosotros nos hemos preguntado ¿Un Líder nace o se hace?

Podemos entrar en una polémica como la del huevo y la gallina, las opiniones pueden ser tan variadas que no llegaríamos a un acuerdo total, yo tengo mi punto de vista que lo expondré en este Blog y ustedes el suyo en los comentarios.

Mi opinión es que los Lideres nacen pero no nacen hechos lideres sino que se preparan para ser lideres y ser mejores mañana de lo que son hoy.

¿Qué es lo que este bloggero quiere decir?, que SI, tu y yo somos líderes con diferentes perfiles y capacidades, pero eso es personal de cada quien, nosotros decidimos hasta donde queremos llegar con nuestro estilo de liderazgo.

Muchos de ustedes pueden estar pensando que para ser líder debemos estar en una posición de poder dentro de una organización llámese familia, escuela, equipo, iglesia o trabajo pero no es así, podemos ser líderes desde la posición en la que nos encontremos.

¿Pero cual es la definición de LÍDER?, existen muchas definiciones de muchos autores, diccionarios y en el Internet, igualmente podemos cada quien hacer nuestra propia definición, pero mi definición favorita es la siguiente:

Un Líder "Es aquella persona que es capaz de influir sobre otras personas para realizar una actividad en común y que las otras personas están convencidas de querer hacerlo"

Entonces la Señora de la limpieza es una líder porque nos dice que todos levantemos los pies para trapear y nosotros lo hacemos!! porque es un bien común y ella trapea muy bien y cuando nos da la indicación que los bajemos lo hacemos con gusto.

Desde la posición en donde estés puedes practicar tus principios de liderazgo, realizando tus funciones puedes liderar a otros y causar impacto en la organización, una de las cualidades que considero importantes tal vez un poco más que la capacitación y la actitud es la cualidad de relacionarse con otras personas, eso es el centro de las experiencias positivas en los seres humanos y al final eso es lo que prevalece, las organizaciones pueden ir y venir pero las relaciones con las personas siempre durarán.

¿Como puedo decir que soy líder desde donde estoy?, es muy sencillo si respondemos afirmativamente a los siguientes puntos:
1.- ¿Soy congruente con lo que pienso, digo y hago?
2.- ¿Soy capaz de dirigirme a mi mismo y tener disciplina?
3.- ¿Aligero y facilito el trabajo de los demás?
4.- ¿Tengo la disponibilidad de realizar lo que los demás no harán?
5.- ¿Proveo una solución cuando encuentro un problema?
6.- ¿Soy de las personas que hacen que las cosas sucedan?
7.- ¿Me comprometo con mis compañeros de equipo?
8.- ¿Soy productivo cuando mi superior está ausente?
9.- ¿Estoy dispuesto a dar un paso más o dando el extra?
10.-¿Estoy haciendo algo hoy para ser mejor mañana?

Creo que muchos de nosotros podemos hacer algo más por nosotros mismos, por nuestra familia y por la sociedad en general, el mundo actual requiere de nuestro compromiso y dedicación, si lo hacemos seremos generadores de impulso y lograremos el desarrollo de otras  personas.

Confiemos en las personas, si las valoramos con un 2, nos darán resultados de un 2, si las valoramos con un 10 aunque sean 2 se esforzarán por dar resultados de un 10.